La meditación incrementa la neuroplasticidad, y te libera emocionalmente

La meditación va mucho más allá de generarte sentimientos relajantes o ayudarte a silenciar un poco tu “monkey mind”, también se ha demostrado que incrementa tu neuroplasticidad cerebral (capacidad que permite a las neuronas regenerarse tanto anatómica como funcionalmente y formar nuevas conexiones sinápticas). Por tanto, representa la facultad del cerebro para recuperarse y reestructurarse, lo cual te ayudará a liberarte de condicionamientos emocionales poco saludables.