LA AVENTURA DESARROLLA LA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO

Vivir es ya toda una aventura, y bastante llena de retos y aprendizajes en el camino. ¿Por qué algunas personas pueden utilizar los retos para crecer, y otros como razones para quedarse en el lugar dónde están? ¿Qué tiene la aventura por enseñarnos acerca de nosotros mismos?

Carol Dweck, es una investigadora que hace unos años escribió un libro que tiene más de un millón de copias en ventas, “Mindset: Changing the way you think to fulfil your potential”. En este libro nos cuenta su historia: 

“Cuando era una joven investigadora, recién comenzando, sucedió algo que cambió mi vida. Estaba obsesionada con entender cómo las personas se enfrentan a los fracasos y decidí estudiarlo observando cómo los estudiantes se enfrentan a problemas difíciles. Así que llevé a los niños uno por uno a una habitación de su escuela, los puse cómodos y luego les di una serie de rompecabezas para que los resolvieran. Los primeros fueron bastante fáciles, pero los siguientes fueron difíciles. Mientras los estudiantes gruñían, transpiraban y trabajaban, observé sus estrategias y sondeé lo que estaban pensando y sintiendo. Esperaba diferencias entre los niños en cuanto a cómo afrontaban la dificultad, pero vi algo que nunca esperé. Enfrentado a los difíciles acertijos, un niño de diez años acercó su silla, se frotó las manos, chasqueó los labios y gritó: “¡Me encantan los desafíos!” Otro, sudando con estos acertijos, miró hacia arriba con una expresión complacida y dijo con autoridad: “¡Sabes, esperaba que esto fuera informativo!” ¿Qué hay de malo con ellos? Me preguntaba. Siempre pensé que se enfrentaba al fracaso o no se enfrentaba al fracaso. Nunca pensé que a nadie le encantara el fracaso. ¿Eran estos niños extraterrestres o estaban en algo?” 

Y al preguntarse qué sabían estos niños que los demás no, llegaba a la conclusión de que algo en ellos les hacía ver las cualidades humanas, (por ejemplo las habilidades intelectuales), como algo que se puede cultivar mediante el esfuerzo. Y en realidad eso era lo que esos niños estaban haciendo; se estaban convirtiendo en más inteligentes. No solo no se desanimaron por el fracaso, ni siquiera pensaron que estaban fallando. Pensaron que estaban aprendiendo. 

Robert Sternberg, un personaje muy importante en el campo del estudio de la inteligencia, plantea que el factor principal para que las personas adquieran experiencia “no es una habilidad previa fija, sino un compromiso con un propósito”. O, como también lo escribía su precursor Alfred Binet, no siempre las personas que comienzan siendo las más inteligentes son las que terminan siendo las más inteligentes. 

Pues bien, las investigaciones de Carol Dweck no están alejadas de la idea que muchos sabemos, y es que la visión que adoptas de ti mismo afecta profundamente la forma en que llevas tu vida. Puede determinar si te conviertes en la persona que quieres ser y si logras las cosas que valoras. 

LOS DOS MINDSETS

Ella diferencia entonces un “fixed mindset” o mentalidad fija, que te hace pensar que tus habilidades son fijas, y tus talentos deben ser naturales, o que existe una cierta cantidad de habilidad o inteligencia, que usualmente consideramos como ya dada, y desconfías por tanto de que ésta pueda ser incrementada o cambiada solo por el esfuerzo. Esto va a causar que te estrese el proceso de aprender, que incluso evites el esfuerzo o te esmeres increíblemente en probar tu inteligencia o habilidades ante otros, pero con una hipersensibilidad ante el fracaso, crítica o error.

El “growth mindset”, en cambio, está basado en la creencia de que tus cualidades básicas son cosas que puedes cultivar a través de tus esfuerzos. Aunque las personas pueden diferir en todos los aspectos, en sus talentos y aptitudes, intereses o temperamentos iniciales, todos pueden cambiar y crecer mediante la aplicación y la experiencia.

Así se puede ver cómo la creencia de que las cualidades apreciadas se pueden desarrollar, crea una pasión por aprender. Y las preguntas de Carol Dweck son: “¿Por qué perder el tiempo demostrando una y otra vez lo genial que eres, cuando podrías mejorar? ¿Por qué ocultar las deficiencias en lugar de superarlas? ¿Por qué buscar amigos o socios que solo refuercen su autoestima en lugar de otros que también lo desafíen a crecer? ¿Y por qué buscar lo probado y verdadero, en lugar de experiencias que lo amplíen? La pasión por esforzarse y perseverar, incluso (o especialmente) cuando no va bien, es el sello distintivo de la mentalidad de crecimiento. Esta es la mentalidad que permite a las personas prosperar durante algunos de los momentos más difíciles de sus vidas”.

LA AVENTURA ESTIRA LA MENTALIDAD DE LAS PERSONAS

Las personas con una mentalidad de crecimiento no solo buscan desafíos, prosperan en ellos. Cuanto mayor es el desafío, más se “estiran” o amplían sus capacidades. Y en ningún lugar se puede ver con mayor claridad que en el mundo del deporte. Ahí ves todo el tiempo a la gente estirarse y crecer.

Yo en las Torres del Paine | Foto Nelson Gómez @nelgovez

Pues bien, esta que ven aquí en la foto soy yo riéndome congelada en lo alto de la montaña, en el lago que me permitía observar las enormes Torres del Paine en Chile. Ya sé que no es la montaña más dura de subir. Es más fuerte subir al Nevado del Tolima en Colombia, estoy segura. Pero en esa montaña me pasó algo que a veces me ha sucedido en los retos físicos (porque en los intelectuales no me pasa igual), y es que apresuradamente me enfoco en el cansancio, en el dolor, en el frío, o en el calor, en que estoy emparamada de agua, o de sudor, en que se avecina una nevada, o en que tenemos poca agua para beber, o en que mi rodilla enferma se está inflamando…, y así, aunque ame subir montañas, tengo que reconocer que hay momentos en que mi mente flaquea y me quiere hacer devolver sin ver las maravillas que me esperan por delante.  Afortunadamente mi compañero de caminatas (y de vida) tiene una mentalidad de aventurero para los retos físicos en la naturaleza, y siempre me impulsa a avanzar. En esta foto me estoy muriendo de la risa porque mientras caminaba me llené de argumentos, y cuando finalmente superé mi malestar y llegué a las torres, el cielo se despejó para unos pocos que estábamos ahí, y nos dejó observar unas majestuosas y fabulosas formaciones rocosas que estuvieron escondidas todas las horas anteriores de esfuerzo y compromiso por llegar. Muchos caminantes se devolvían decepcionados de no haberlas podido ver por el clima, y nosotros que avanzamos, logramos llegar al momento de sol que viene después de la tormenta. Y para mí fue una fabulosa lección de estiramiento de mi mentalidad!

Andrew W. Bailey y Hyoung-Kil Kang, en su investigación “Cognitive and Physiological Impacts of Adventure Activities: Beyond Self-Report Data”, resaltan cómo las actividades de aventura al aire libre se han utilizado para facilitar una variedad de resultados positivos. Sin embargo, el desafío práctico de recopilar datos en el campo y una gran dependencia de los datos autoinformados dificultan la comprensión del proceso de la experiencia. Ellos estudiaron la asociación entre la sensación de valía propia y la excitación autoinformadas, así como la ansiedad, el enfoque y la motivación enfocada (el impulso de ir hacia estímulos positivos, los cuales son objetos externos) medidos por electroencefalografía (EEG) para determinar la respuesta fisiológica y cognitiva a los estímulos estresantes, y comparar esas medidas objetivas con evaluaciones de autoinforme mientras los participantes hacían actividades de Rappel. 

Dos aspectos centrales de las actividades de aventura son los desafíos y la novedad de la experiencia. Conceptualmente, estos elementos engendran “disonancia cognitiva”, lo que requiere un estilo de pensamiento más activo. Los hallazgos de este estudio ilustran la aguda respuesta interna a una actividad de aventura común, demostrando la influencia de un desafío novedoso en la mente y el cuerpo de los participantes. Los cambios significativos en la motivación enfocada y la ansiedad se reflejaron en cambios en el funcionamiento cerebral, indicativos de la conexión mente/cuerpo. Por lo tanto, es evidente que la actividad tiene el efecto deseado de elevar la conciencia y facilitar un cambio en la función mental. “La disminución de la atención enfocada acompañada de un aumento de la ansiedad indica una experiencia emocional negativa al borde del precipicio. Inducir una experiencia negativa puede parecer éticamente dudoso, lo que alimenta el debate sobre la utilidad del riesgo en el aprendizaje. Sin embargo, en este y otros estudios que sustentan tipos de terapia como la Wilderness Adventure Therapy, es importante mencionar que la ansiedad logra disminuir en los participantes y la motivación para enfocarse en la consecución de estímulos positivos aumenta a través de la experiencia. La experiencia negativa fue seguida inmediatamente por la afirmación de éxito (o simplemente necesidad de supervivencia). Similar a las teorías de autoeficacia, resiliencia, y afrontamiento, la negociación exitosa de encuentros estresantes puede inducir emociones positivas y mejorar la autoevaluación de uno mismo.

¿Es esta una idea tan novedosa? 

Tenemos muchos dichos que enfatizan la importancia del riesgo y el poder de la perseverancia, como “No se arriesga, no se gana nada” y “Si al principio no tienes éxito, inténtalo, vuelve a intentarlo”. Lo realmente sorprendente es que las personas con mentalidad fija no estarían de acuerdo. Para ellos, es “Nada arriesgado, nada perdido”. “Si al principio no tiene éxito, probablemente no tenga la capacidad”. En otras palabras, el riesgo y el esfuerzo son dos cosas que pueden revelar sus deficiencias y demostrar que no estaba a la altura de la tarea. De hecho, nos lo resalta Carl Dweck, es sorprendente ver hasta qué punto las personas con mentalidad fija no creen en el esfuerzo. 

Lo que también es nuevo es que las ideas de las personas sobre el riesgo y el esfuerzo surgen de su forma de pensar más básica. No es solo que algunas personas reconozcan el valor de desafiarse a sí mismas y la importancia del esfuerzo. La investigación de Dweck ha demostrado que esto proviene directamente de la mentalidad de crecimiento. Cuando se le enseña a las personas la mentalidad de crecimiento, con su enfoque en el desarrollo, siguen estas ideas sobre el desafío y el esfuerzo. Del mismo modo, no se trata solo de que a algunas personas les desagrade el desafío y el esfuerzo. Cuando se pone (temporalmente) a las personas en una mentalidad fija, con su enfoque en rasgos permanentes, rápidamente temen el desafío y devalúan el esfuerzo. 

Y piénsenlo así, ustedes seguro han visto cientos de libros en los estantes de las librerías con títulos como “Los diez secretos de las personas más exitosas del mundo” y aunque pueden brindar muchos consejos prácticos, la verdad es que son una lista de sugerencias como: “¡Toma más riesgos!” o “¡Cree en ti mismo!”. Y aunque muchos los compren precisamente por esta carga motivadora, nunca está claro cómo encajan estas cosas o cómo podrías llegar a ser de esa manera. Te inspiran por unos días, pero luego pasa el efecto y te quedas sintiendo que las personas más exitosas del mundo todavía tienen sus secretos. 

En cambio, a medida que empieces a ponerte en situaciones de cierta aventura y riesgo, en acciones que desafíen tus propias creencias, pues tu mentalidad fija tiene (seguro, por una necesidad de supervivencia) que reaccionar y relacionarse con el esfuerzo o la perseverancia, lo cual la hará crecer. Es lo que los psicólogos llamamos “un ¡Ajá! moment”.

Por Emma Sánchez

Publicado por Emma Sánchez

Mg. Psicología Clínica y Guía certificada de "Baños de Bosque" (Shinrin Yoku). Trabajo en construcción de resiliencia, autoestima y manejo emocional a través de la naturaleza, el arte, el mindfulness y el minimalismo emocional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: